Por favor, active JavaScript en su navegador para activar todas las funciones de este sitio web.

Möchten Sie zur deutschen Seite wechseln?JaNeina
Cerrar
Press release

#EspecialGfK - El estrés en los peruanos

Lima, 15.02.2017

La nueva moda de estar “estresado”

Seguramente conocemos a muchas personas de nuestro entorno que se quejan constantemente de migrañas, dolores estomacales o de insomnio. “Tengo mucho trabajo”, “no me alcanza el tiempo” o “no sé si llegue a fin de mes” también deben ser frases que escuchamos con regularidad en los demás, e incluso, en nosotros mismos. Preocupaciones con las que debemos liar en nuestro día a día y que, de ser recurrentes, son fuentes disparadoras de estrés y otras enfermedades asociadas.

En GfK queríamos conocer qué tan estresados estamos los peruanos. Las resultados deberían alertarnos: 65% presenta al menos un síntoma de estrés en la semana y 21% califica dentro de algún nivel de estrés (es decir, 3 o más síntomas recurrentes). También es cierto que hay quienes están más estresados, como las mujeres y las personas de niveles socioeconómicos bajos. En el primer caso, hoy a la mujer no solo se le exige cumplir con sus roles tradicionales de ama de casa, madre y/o esposa; sino también destacar en ámbitos académicos y laborales. Es complicado liar con tanta exigencia personal y profesional. En cuanto al factor económico, las personas de niveles bajos disponen de menos dinero, lo cual de por sí es una fuente de estrés, especialmente si se tiene que mantener a toda una familia. Mientras tanto, en los niveles A/B habría mayor disposición a desarrollar estrategias de afrontamiento, como ir al gimnasio, practicar algún deporte, viajar, ir a terapia, etc. No desencadenan síntomas si se apoyan con este tipo de actividades o distracciones.

El estrés no es un problema en la medida que sepamos manejarlo. Nos ayuda a anticipar riesgos y a enfrentarnos a la vida. Sin embargo, deja de ser útil cuando empezamos a enfermarnos (lo que se conoce como somatizar). No solo nos volvemos menos productivos sino también menos felices. Los factores estresantes siempre van a estar presentes, en algunas etapas de nuestra vida más que otras, pero depende de nosotros trabajar en nuestros recursos para generar soluciones y salir airosos.

Artículo escrito por Laura Amaya, Analista Senior de Opinión Pública
Twitter: @amaya_laura
email: laura.amaya@gfk.com

Para descargar el informe completo haga click en el siguiente enlace:

Descargar (PDF)

GfK PE Press
General