Möchten Sie zur deutschen Seite wechseln?JaNeina
Cerrar
Notas de Prensa

Por segundo trimestre consecutivo, Europa espera haber dejado atrás la crisis

21.10.2013

GfK Clima de Consumo en Europa (Tercer Trimestre 2013)

  • Todos los países, excepto Italia y Grecia, son más optimistas respecto a la marcha de la Economía, en relación con el trimestre anterior.
  • España mejora sus expectativas con respecto a la situación económica interna, al registrar el indicador más alto desde mediados de 2011.
  • En materia de ingresos, la gran mayoría de los países esperan que estos mejoren en los próximos meses, lo que se refleja en la disposición a comprar, con una inclinación igual o mayor que en el mes de junio.

Madrid, 21 de octubre de 2013. Se va extendiendo por Europa la esperanza de que lo peor de la crisis ha quedado atrás y de que la economía comienza poco a poco su recuperación. En este sentido, algunos de los países del estudio registraron importantes crecimientos en este tercer trimestre, mientras que en otros, la tendencia a la baja se desaceleró significativamente. Estos son los resultados del estudio GfK Clima de Consumo para Europa, que proporciona una visión general de la evolución de las expectativas económicas, de ingresos y la disposición a comprar entre los consumidores de 14 países europeos.

Desde el segundo trimestre, la esperanza de que la crisis financiera ha tocado fondo ha ido en aumento. La economía de la Unión Europea (UE) registró un ligero crecimiento del 0,4 por ciento con respecto al trimestre anterior. En Francia, Alemania, Portugal y el Reino Unido se han observado aumentos considerables. Las economías italiana y española también parecen haberse recuperado ligeramente, aunque aún están constreñidas. En Francia, el déficit del comercio exterior se ha desvanecido y Grecia incluso se las arregló para exhibir números positivos. En Portugal, por su parte, el número de desempleados bajó por primera vez en dos años.

Expectativas económicas: España en valores de mediados de 2011.

Los consumidores están percibiendo cambios y ello se refleja en el estudio realizado por GfK. En general, en la mayoría de países analizados, la esperanza de una recuperación se refleja en una mejora importante de las expectativas económicas. Sólo en Grecia (-41 puntos) e Italia (-35 puntos) se ha producido un aumento del pesimismo.

Entre julio y septiembre, los países que experimentaron una mejoría más acentuada en sus expectativas con respecto a su situación económica fueron Austria, la República Checa y Francia, aunque estos dos últimos se siguen moviendo en valores negativos, mientras que Reino Unido (19 puntos), Alemania (11 puntos) y Austria (7 puntos) son los únicos que muestran indicadores positivos con respecto al desempeño de sus economías en los próximos meses.

España registró en el segundo trimestre del año el peor dato de expectativas sobre la situación económica (-38 puntos en el mes de mayo) y a partir de ese momento y durante los siguientes meses, el indicador ha conseguido, no sólo mantenerse, sino recuperarse. En las mediciones desde entonces se han recobrado casi 36 puntos, situando el indicador en niveles cercanos a "0" en septiembre, hecho que no ocurría desde mediados de 2011.

Los datos económicos muestran que España se está acercando al final de la recesión. En el segundo trimestre, el PIB sólo sufrió un ligero descenso del 0,1 %. Se espera volver a crecer en el segundo semestre del año. Hasta el momento, los empresarios se han mantenido escépticos. Muchos sólo esperan una recuperación sostenible el próximo año. Sin embargo, existen algunos indicadores positivos: el número de empleados cayó por quinto mes consecutivo en julio, una bajada de casi 65.000 que situó el desempleo en 4,7 millones de personas, principalmente debido al empleo estacional durante los meses de verano. Este sector genera en su conjunto el 10% del PIB.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. El elevado déficit es motivo de preocupación. El estado ya ha tenido que recurrir a los fondos de reserva de la seguridad social en varias ocasiones con el fin de ser capaz de pagar las pensiones. Debido a la alta tasa de desempleo, cada vez menos españoles contribuyen a la seguridad social, lo que ha hecho que estemos ante el nivel más bajo de la última década.

Expectativas de ingresos: se prevé que las rentas no vuelven a bajar

El indicador de expectativas de ingresos también ha mejorado considerablemente en casi todos los países. Se observa que Alemania se mantiene estable en valores positivos altos (34 puntos), mientras que en el nivel más bajo aparece Grecia (-41 puntos). Sólo en los Países Bajos las expectativas de ingresos han decaído en los últimos tres meses y han situado el indicador en -43 puntos. Los países con valores positivos, además de Alemania, son la República Checa (16 puntos), Austria (15 puntos) y Hungría (8 puntos).

Después de muchos meses, los primeros atisbos de recuperación en España hacen que los ciudadanos sean ahora más optimistas con respecto a sus ingresos. No está previsto que se produzcan en los próximos meses ni una subida en los impuestos, ni más recortes salariales. Así que el indicador de expectativas de ingresos en nuestro país se encuentra actualmente en -12 puntos. Una subida que le aleja de los -62 puntos de agosto del año pasado. El indicador ha mejorado alrededor de 22 puntos en los últimos cinco meses.

Disposición a comprar: nuevo aliento para el consumo

Teniendo en cuenta que tanto las expectativas económicas y de ingresos han aumentado de una forma muy marcada en toda Europa, no es de extrañar que la disposición a gastar sea también mayor que en el primer semestre del año. Los valores más altos y en positivo se han encontrado en Alemania (45 puntos), Bulgaria (15 puntos) y Austria (12 puntos). Así mismo, el indicador se ha mantenido en valores iguales o muy cercanos a la medición anterior en Austria, la República Checa, Francia, Grecia, Portugal y Rumanía. Todos los demás países registraron mejoras significativas, en especial Italia y Bulgaria, con 33 y 12 puntos respectivamente. Los valores más bajos los obtuvieron Portugal (-42 puntos), Francia (-37 puntos) y la República Checa (-26 puntos). 

En España, en comparación con el mes de septiembre del año pasado (-33), se ha experimentado una mejora de casi 16 puntos con respecto a los datos registrados en este 2013. Por partidas, el gasto destinado a bienes de primera necesidad y cuidado personal han mejorado ligeramente sus expectativas, mientras que las partidas más elásticas (equipamiento del hogar y ocio) han mantenido estables sus valores con respecto al año pasado.

Sobre el Estudio GfK Clima de Confianza del Consumidor Europeo

A continuación se facilita una reseña de los indicadores individuales:

Expectativas sobre la situación económica. Este índice se basa en la siguiente pregunta a los entrevistados: "¿Cómo piensa usted que se desarrollará la situación económica general del país en el transcurso de los próximos 12 meses?" (Posibles respuestas: mejorará considerablemente – mejorará algo – quedará más o menos igual – se deteriorará algo – se deteriorará considerablemente – no lo sé).

Expectativas de ingresos. Este índice se basa en la siguiente pregunta a los entrevistados: "¿Cómo piensa usted que se desarrollará la situación financiera en su hogar durante los próximos 12 meses?" (Posibles respuestas: mejorará considerablemente – mejorará algo – quedará más o menos igual – se deteriorará algo – se deteriorará considerablemente – no lo sé).

Consumo y disposición a comprar. Este índice se basa en la siguiente pregunta a los entrevistados: "¿Piensa usted que es aconsejable realizar grandes compras en estos momentos?" (Posibles respuestas: Sí, es buen momento para hacerlo – en estos momentos no es ni bueno ni malo - no, es mal momento para ello – no lo sé).

Todos los índices toman valores entre -100 y 100. Un valor negativo del índice indica que el porcentaje de entrevistados pesimistas respecto al futuro es superior al porcentaje de los optimistas. Un índice con valor 0 indica que existe equilibrio entre los que perciben la situación futura mejor que la pasada y los que la perciben peor. Un índice positivo indica que el porcentaje de entrevistados optimistas respecto a la situación futura supera al de los pesimistas.

El estudio GfK Clima de Consumo incluye el Índice GfK de Confianza para los países analizados, así como los subíndices en los cuales se basa: Expectativas de ciclo económico, Ingresos, Precios, Ahorro y Desempleo. Además en España, donde se realizan 1.000 entrevistas CAPI, (Encuestas personales en hogares, asistidas por ordenador) los consumidores son consultados por sus expectativas de gasto en 29 sectores económicos del país. El estudio se lleva a cabo en hogares, a población general mayor de 15 años.

Sobre el Grupo GfK

GfK es una de las mayores compañías de investigación de mercados del mundo. Cerca de 13.000 profesionales trabajan en más de 100 países para descubrir nuevas claves sobre cómo viven, compran y piensan los consumidores. GfK innova constantemente, utilizando las metodologías y herramientas más novedosas, para proporcionar a sus clientes una visión detallada de sus consumidores. En 2011, las ventas del Grupo GfK alcanzaron los 1.373 millones de euros.

En España, GfK ocupa el segundo lugar en el ranking elaborado por ANEIMO. Cuenta con una plantilla superior a las 300 personas, distribuidas en sus oficinas de Madrid, Barcelona y Valencia. El 2012 cerró con una facturación de 41.08 millones de euros.

Para más información, visite www.gfk.com/es o siga GfK en Twitter: www.twitter.com/gfk

Contáctenos
General