Möchten Sie zur deutschen Seite wechseln?JaNeina
Cerrar
Notas de Prensa

Mientras decaen las expectativas en Europa, España mantiene la confianza

Madrid, 15.10.2014

El indicador de expectativas económicas en Europa ha caído en casi todos los países analizados en el último trimestre, excepto en Portugal, Rumanía y España.Nuestro país se mantiene sin variaciones desde junio con 25 puntos, las expectativas más altas de Europa junto con Reino Unido.La evolución anual muestra también un ligero optimismo en las previsiones de empleo, a pesar de la caída estacional en septiembre.Se observa además una favorable evolución respecto a 2013 de las previsiones de ingresos y consumo.

Los consumidores europeos ya no son tan optimistas sobre el futuro como parecían ser en junio. Sólo en Portugal y Rumanía mejoran las expectativas económicas, mientras que en España no se producen variaciones y se mantiene el indicador en 25 puntos, el más alto de la región junto con el del Reino Unido. Estas son algunas de las conclusiones del último estudio “Clima de Consumo en Europa”, realizado por GfK, para el tercer trimestre de 2014 en España y otros 13 países europeos.

De hecho, las expectativas sobre la economía española son las únicas, entre las cinco más potentes del continente, que presentan una mejora significativa con respecto al año pasado. El resto de países de nuestro entorno o bien mantienen constantes sus indicadores o disminuyen, algunos drásticamente. Son los casos de Alemania y Francia.

En Alemania, los últimos datos publicados sobre el declive en las estimaciones de crecimiento para este año y el 2015, así como la caída de 42 puntos en su indicador de confianza durante el último trimestre, proyectan algunas dudas sobre la economía alemana a corto plazo. Por su parte, el indicador en Francia muestra un descenso de más de 16 puntos desde la misma medición hace un año. Las expectativas de los franceses en relación con el futuro de su economía (-27) son similares a las registradas entre los italianos con respecto a la suya (-29), ambos son los países más pesimistas actualmente en Europa.

Se confirma, por tanto, una ligera mejora de las expectativas de los españoles sobre la situación económica en nuestro país, puesto que el indicador ha crecido en algo más de 8 puntos desde principios de año. Sin embargo, estamos ante un crecimiento más moderado que respecto a 2013. En septiembre del pasado año se registró una mejoría de 50 puntos en relación a 2012, mientras que ahora el diferencial se ha situado en 26 puntos.

Previsiones sobre desempleo, ingresos y gastos: evolución anual positiva
Este paralelismo también lo podemos ver reflejado en las expectativas de desempleo en España. A pesar de la caída de 10 puntos en septiembre, producto de la estacionalidad, la evolución anual muestra una mejora de casi 10 puntos con respecto a 2013, al pasar de -6 a -15 puntos. En este caso, cuanto más negativa sea la cifra, más favorables son las expectativas puesto que indica un descenso en el desempleo.

La bajada estacional en la generación de empleo también se refleja este trimestre entre el colectivo de desempleados, al producirse un leve empeoramiento de sus previsiones para encontrar un puesto de trabajo en los próximos doce meses. Pero de nuevo, la evolución anual nos muestra una situación algo más favorable que respecto a 2013, cuando un 64% de las personas en paro pensaban que era poco o nada probable encontrar un empleo y hoy la cifra, un 57%, sigue siendo extremadamente alta, pero un poco más positiva.

La disminución de la tasa anual de desempleo en España impacta directamente en la evolución de las expectativas de ingresos este año. De nuevo, aunque en este último trimestre han caído ligeramente, su indicador muestra 5 puntos, una cifra positiva que confirma que los consumidores prevén que las rentas subirán ligeramente en los próximos meses.

En cuanto a las expectativas de gasto, otra vez la cifra interanual nos muestra una mejora. En este caso, de forma paralela a los datos presentados por el INE de consumo doméstico, donde se observa un aumento del 2,4%, las previsiones de los consumidores españoles tienen una evolución similar. Desde primeros de año, la disposición a comprar ha mejorado en más de 11 puntos, aunque en estos momentos el valor actual de -9 puntos nos indica que se controla el consumo y que no se considera prudente comprar bienes de gran valor.

Sobre el Estudio de clima de Confianza del Consumidor

A continuación se facilita una reseña de los indicadores individuales:

Expectativas sobre la situación económica Este indicador se centra en la siguiente pregunta a los entrevistados: “¿Cómo piensa usted que se desarrollará la situación económica general del país en el transcurso de los próximos 12 meses?” (Posibles respuestas: mejorará considerablemente – mejorará algo – quedará más o menos igual – se deteriorará algo – se deteriorará considerablemente – no lo sé)

Expectativas de ingresos Este índice se basa en la siguiente pregunta a los entrevistados: “¿Cómo piensa usted que se desarrollará la situación financiera en su hogar durante los próximos 12 meses?” (Posibles respuestas: mejorará considerablemente – mejorará algo – quedará más o menos igual – se deteriorará algo – se deteriorará considerablemente – no lo sé)

Consumo y disposición a comprar Este índice se fundamenta en la siguiente pregunta a los entrevistados: “¿Piensa usted que es aconsejable realizar grandes compras en estos momentos?” (Posibles respuestas: Sí, es buen momento para hacerlo – en estos momentos no es ni bueno ni malo - no, es mal momento para ello – no lo sé)

Todos los índices toman valores entre -100 y 100. Un valor negativo del índice indica que el porcentaje de entrevistados pesimistas respecto al futuro es superior al porcentaje de los optimistas. Un índice con valor 0 indica que existe equilibrio entre los que perciben la situación futura mejor que la pasada y los que la perciben peor. Un índice positivo indica que el porcentaje de entrevistados optimistas respecto a la situación futura supera al de los pesimistas.

El estudio GfK Clima de Consumo incluye el Índice GfK de Confianza para los países analizados, así como los subíndices en los cuales se basa: Expectativas de ciclo económico, Ingresos, Precios, Ahorro y Desempleo. Además en España, donde se realizan 1.000 entrevistas CAPI, (Encuestas personales en hogares, asistidas por ordenador) los consumidores son consultados por sus expectativas de gasto en 29 sectores económicos del país. La consulta se lleva a cabo en hogares, a población general mayor de 15 años.

Contáctenos
General