Möchten Sie zur deutschen Seite wechseln?JaNeina
Cerrar
Press release

"Chapa tus ahorros"

01.10.2015

​​Luego de un agosto movido por el alza del dólar y los rumores de una crisis económica a la vista, el ciudadano común parece haber retomado la tranquilidad, al menos en términos económicos. Si bien el ICC se mantiene en 86 puntos (que sigue siendo un indicador en negativo por estar debajo de 100), se percibe una tendencia de mejora tanto en Lima como en el segmento NSE A/B. En este último caso, por ejemplo, el indicador pasa de un 89 en agosto a un 96 en septiembre (siete puntos de crecimiento respecto al mes anterior). ¿A qué podría deberse este incremento? Más que a un hecho en particular, lo que parece haber ocurrido en agosto fue un llamado de alerta frente a la posibilidad de una crisis económica. Hoy, con un dólar más estable y la agenda de la prensa más enfocada en lo político, todo contribuye a que las preocupaciones colectivas respecto a la economía nacional se hayan dispersado momentáneamente. Esto no quiere decir que la desaceleración no se sienta en los bolsillos de los peruanos (continúa en aumento la cantidad de gente que considera que le será imposible ahorrar en los próximos meses). Simplemente ahora las cifras vuelven a retomar su nivel habitual. ​​

​​Otro resultado interesante es la diferencia entre el ICC de los limeños y la gente en el interior del país, cuya distancia se incrementa en 10 puntos: se pasa de 93 pts. en Lima a 83 pts. en provincias. Llama la atención que se haya ampliado la brecha entre ambos entornos (atípica respecto a meses anteriores). ¿Qué ocurre en el interior? Aquí preocupa la desesperanza y prima la frustración: sube a 46% la gente que considera que sus ingresos familiares simplemente no le alcanzan y un 39% ve imposible el poder ahorrar en los próximos meses, versus un 23% que piensa lo mismo en la capital). Si a esto se le suma que una tercera parte de peruanos le reclama al gobierno de Humala el no haber cumplido su promesa de reducir los precios de los productos de primera necesidad (como el gas a 12 soles, por citar un ejemplo); tenemos un ciudadano altamente insatisfecho cuya voz quiere hacerse notar. El apoyo masivo a campañas como “Chapa tu choro” es la viva prueba de que, ante la ineficiencia estatal, el empoderamiento ciudadano seguirá creciendo. Lamentablemente, no de las formas más adecuadas ni democráticas.​

Artículo escrito por Laura Amaya, Analista Senior de GfK Perú y publicado el día de hoy en el diario Gestión.

GfK PE Press
General